lunes, 30 de diciembre de 2013

Indefensión aprendida


Me gustaría ser libre de crear, construir mi vida al antojo de mis deseos... Sin perder lo plausible, pero sin caer tampoco en la fría "realidad inerte".
Me encantaría poder ser consecuente con la verdad que necesariamente existe en mis anhelos, con los sueños que siento como presos... Cuya llave tiene máscara de muerto.
Son pretensiones, desconocimiento, estereotipos acosadores que, tras dilatar mis estúpidas pupilas, se deshinchan cual globos frente al aullido de veloces dardos, marcados por la imposición, la inhibición... Marcados por el miedo.
No me gusta pensar en el silencio, sino hacer y ver arte de cada brizna de magia movida por el viento. Tiendo a sentirme como un hombre que vive en el subsuelo.